Fotografía con drones, la favorita del 2018

¡Compártelo!

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en pinterest

¡Compártelo!

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en pinterest
Pinterest

Así es, la gran favorita de este 2018 ha sido la fotografía con drones, son precisamente sus propuestas creativas las que han dado mucho de qué hablar, tanto para propios como extraños del mundo de la fotografía profesional. Y es que ¿a quién no le gustan los amplios paisajes donde la inclinación de la lente y el juego de los ángulos rompen sus límites? La espectacular dimensión que una fotografía aérea realizada con un drone puede llegar a ofrecer a sus espectadores ha demostrado ser el parteaguas que muchos amantes de la fotografía habían esperado por largo tiempo para terminar por conquistar el cielo inalcanzable, cuya vasta extensión sólo había sido posible capturar en imagen desde aviones, elevadas locaciones o arriesgados intentos al escalar grandes estructuras.

Apoyarse en las diferentes herramientas tecnológicas que se han desarrollado a la par del tiempo ha sido una constante para quienes forman parte del mundo de la fotografía, podríamos aventurarnos a asegurar que se trata de una relación que siempre ha sido estrecha, todo con la finalidad de obtener los resultados esperados por el ojo curioso y soñador de quien tiene una cámara en sus manos.

Fotografía con drones ¿qué es?

Vayamos paso a paso para entender por qué que la fotografía con drones se mantiene tan popular, para ello debemos entender que los drones no son un invento de reciente creación, por el contrario, llevaban ya algún tiempo sobrevolando lugares de aquí y de allá, sólo que con otros fines, principalmente, militares. Sí, militares, tal como lo lees aquí. Los vehículos aéreos no tripulados, como se suelen referir también a los drones, surgieron precisamente para una serie de aplicaciones en el campo militar, aplicaciones para las que hoy continúan siendo empleados, además de los otros usos que se les han dado con el paso del tiempo, como el científico, de seguridad o, como en el caso de la fotografía, el artístico.

La fotografía con drones es entonces la rama de la fotografía que se enfoca, o por qué no decirlo, se especializa en la captura de imágenes a través de estas pequeñas naves no tripuladas, ya sea que se le coloque una cámara o, como en los modelos más recientes, que el dron ya cuente con una integrada a su sistema. Los tamaños, formas y especificaciones para su funcionamiento varían de acuerdo al modelo del que se trate, sin embargo, la gran mayoría cuenta con las mismas características que, finalmente, son las que han dado fama y prestigio a esta clase de productos.

Características de los drones

Pleno control del drone

  • Generalmente, los drones pueden ser contralados desde ubicaciones remotas y terrestres, lo cual le da la facilidad al usuario de hacer las capturas de imágenes desde distintas alturas, a determinado nivel de iluminación natural y con un enfoque o nivel de acercamiento de acuerdo a lo que esté buscando. Por otra parte, existen algunos modelos que cuentan con un “piloto autónomo”, es decir que pueden o no ser controlados por alguien a distancia ¿cómo? Sencillo, cuentan con un sistema que les permite programar rutas. Los drones que cuentan con esta función son bastante eficaces para la toma de videos y a los fotógrafos especializados en cine les resulta una herramienta de gran ayuda.

Nivel de vuelo controlado

  • Los drones, como ya hemos dicho (y seguramente comprobado en alguna ocasión) sobrevuelan a distintas alturas dependiendo del modelo que se emplee, sin embargo, y esta característica es la que sin duda les ha dado el reconocimiento que hoy poseen, todos cuentan con un nivel de vuelo controlado, dicho de otra forma se mantienen en una misma posición, altura y velocidad de movimiento. Las ventajas de esto se traducen en muchas de las más increíbles imágenes que hoy componen el amplio repertorio de la fotografía aérea.

Amplio espectro de movimiento

  • Con esto nos referimos a los diferentes ángulos y enfoques que se pueden obtener desde la cámara del dron, gracias a los cuales se crean composiciones visuales que van más allá de la toma de cualquier paisaje. El dron, sea uno más grande o más pequeño, no deja de ser una nave que puedes manipular de acuerdo a lo que esperas obtener; aprovechar sus características es la mejor oportunidad para salir de los “lugares comunes” que suelen opacar a la fotografía aérea.

Quien ha intentado la fotografía con drones sabe que se trata de una buena oportunidad para acercarse con el paisajismo y la foto aérea, al tiempo en que terminas con los límites físicos que la naturaleza la ha impuesto al hombre. Pero que la novedad y efervescencia de esta disciplina no te engañe, la calidad del trabajo que alguien pueda o no ofrecer en sus fotografías es reflejo directo de su nivel profesional. Si tú como nosotros amas la fotografía, es momento de que des el gran salto y pruebes la foto con drones, luego cuéntanos ¿qué se siente volar?

¡Compártelo!

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en pinterest
Pinterest

¡Compártelo!

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en pinterest

¿Necesitas un fotógrafo profesional?

Ponemos nuestra experiencia a tu disposición.

Entradas Recientes