¿Sesiones fotográficas con barrido de imágenes? 7 tips para conseguirlo

¡Compártelo!

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en pinterest

¡Compártelo!

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en pinterest
Pinterest

Las sesiones fotográficas, sea cual sea su propósito final, son actividades que ponen a prueba la capacidad de los fotógrafos profesionales ¿por qué? Porque requieren de la mezcla conjunta, equilibrada y, en mucho casos, inmediata de conocimientos técnicos, bagajes teóricos e ideas creativas que les permitan dar vida a las imágenes que tienen en mente, algo que sin duda no es posible conseguir si no es después de mucha práctica y paciencia, así como de mucha atención al detalle.

Con el desarrollo de las cámaras integradas a los celulares y la popularización  de los espacios digitales para compartir imágenes, se ha hecho palpable el creciente interés de todos por formar parte del mundo artístico y cerrado que representa la fotografía profesional. Sin embargo, y aunque la brecha se ha acortado gracias a los avances en materia de tecnología que hemos vivido, lo cierto es que en cuanto a sesiones fotográficas de primer nivel se trata, nada como los servicios de una lente entrenada.

Pero ojo, el que seas profesional no es excusa para que no puedas mejorar sus técnicas o que no puedas aportar algo diferente para cada trabajo que realices, por el contrario, desarrollar más tus habilidades te hará obtener mejores resultados, resultados que se traducen en conceptos fotográficos más innovadores y atractivos para los espectadores de tu trabajo. Por eso, hoy te presentamos 7 tips para que en tus futuras sesiones fotográficas sorprendas a todos con un barrido de imágenes que a más de uno encantará.

¿Por qué usar el barrido de imágenes en las sesiones fotográficas?

No podemos negarlo, a todo nos gustan las imágenes que parecen congelar un objeto en movimiento, que capturan un espacio en el tiempo. El barrido de imágenes, fotografías en donde un objeto central permanece estático mientras el resto parece moverse de forma difusa es la técnica favorita para la creación de imágenes con dinamismo, pues le otorga una sensación de velocidad que las fotografías “normales” no pueden reflejar, porque éstas “congelan” tanto el objeto como su espacio.

¿Cómo lo aplicamos en las sesiones fotográficas?

  • Haz de la baja velocidad de obturación tu mejor aliada

Las mejores fotografías de paisajes y ambientes son aquellas que capturan hasta el más mínimo detalle, para conseguirlas es necesario usar un nivel de obturación bastante elevado. Sin embargo, para las sesiones fotográficas en donde queremos realizar barrido de imágenes, es decir, en donde el propósito final es diferente, es necesario modificar la obturación, de tal forma que su velocidad sea lo suficientemente lenta como para lograr desenfocar el fondo y, al mismo tiempo, capturar el objeto que deseamos “inmovilizar”.

Aunque las velocidades varían de una fotografía a otra, y de una focal a otra, es importante tener como nivel máximo la 1/100 por segundo. Así, no nos pasaremos del límite y podremos conseguir excelentes fotos barridas. Una vez tengas bien identificada tu velocidad, pon tu cámara en modo manual o en prioridad a la velocidad y experimenta para saber si estás obteniendo los resultados que quieres.

  • Enfoque manual para un punto adecuado

Enfoca manualmente sobre el punto por el que va a pasar tu objeto. Lo sabemos, es bastante complejo, pero si haces el enfoque previo en el lugar adecuado y bloqueas el enfoque es posible que se reduzca significativamente la labor que, en sí, es mucho más sencilla que hacer un enfoque automático en el momento de hacer la foto ¿no crees?

  • Apertura intermedia: complemento del enfoque manual

Un valor de foco intermedio, como un f8 y un f10 o incluso uno un poco más cerrado, es una excelente opción para hacer que  tanto el objeto como el fondo, cuya profundidad de campo ha quedo algo abierta, se vean bien en conjunto.

  • Piérdele miedo al flash

No le tengas miedo al flash, ten presente que para este tipo de fotografías puede ser de gran ayuda, sobre todo si el objeto que intentas retratar no se encuentra muy lejano.

  • Para mejores sesiones fotográficas busca la “sombrita”

Las fotografías barridas con mucha luz son bellas, claro, pero requieren del triple de esfuerzo para conseguirlas por lo complicado que resulta bajar la velocidad del disparo y porque precisan de un filtro de densidad neutra para que salgan perfectas. Lo recomendable es que si apenas estás probando esta técnica, busques lugares con más sombra que te permitan experimentar y concretar tus primeras imágenes.

  • Movimientos a la velocidad de tu objeto

Identifica a qué velocidad debes manejar tu cámara, para después seguir al objeto hasta tomar la fotografía en el punto en donde previamente habías enfocado y… ¡no pares! Sigue el movimiento después de presionar el disparador, pues sólo así se consiguen las sesiones fotográficas más originales.

  • Ten paciencia, mucha paciencia

Desarrollar esta clase de técnicas no es cuestión de un día o de un único intento. Los grandes profesionales de la fotografía se toman su tiempo para conseguir las mejores imágenes barridas, pues saben que de esta forma podrán imprimirle un toque totalmente fresco y diferente a las sesiones fotográficas que realizan. Así que respira, toma tu cámara y empieza a practicar, no importa si ya eres profesional o si apenas estás comenzando, para mejorar sólo tienes que decidirte.

¡Compártelo!

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en pinterest
Pinterest

¡Compártelo!

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en pinterest

¿Necesitas un fotógrafo profesional?

Ponemos nuestra experiencia a tu disposición.

Entradas Recientes