Consejos y tutoriales

La regla de los tercios. Impacto visual

Una de las normas de composición más populares en la fotografía profesional es la regla de los tercios. ¿No la conoces? Esta técnica se convertirá en una de tus favoritas, ya que al aplicarla conseguirás una sensación de mayor profundidad y equilibrio en tus fotografías.

Si no sabes de lo que estamos hablando, no te preocupes porque con ayuda de nuestros fotógrafos profesionales hemos preparado la siguiente entrada que te ayudará a aprender la regla de los tercios de manera sencilla y rápida.

Composición fotográfica

Antes de entrar de lleno al tema es importante hablar de la composición fotográfica, ya que esta es la base de todo y consiste en armonizar todos los elementos que entran en juego en una fotografía.

Dedicarse a la fotografía no es tener una cámara y comenzar a captar todo lo que se te pone enfrente, un buen fotógrafo profesional es aquel que sabe crear una buena escena para obtener una fotografía distinta a la que cualquier persona podría hacer.

Y para esto precisamente sirve la composición fotográfica que, es como una guía mental que ayuda a elegir y organizar cada elemento que tendrá razón de ser en la imagen y ayudará a dirigir la mirada del espectador.

Principales herramientas de la composición fotográfica

El poder que tienen las fotografías de transmitir emociones y sensaciones es eminente, pero esto es posible solamente si se sabe aplicar oportunamente las técnicas que ayuden a resaltar el mensaje visual.

Para lograr lo anterior, la composición fotográfica dispone de distintas herramientas que expresan la creatividad del fotógrafo.

Encuadre

Aquí se toman en cuenta todos los elementos que formarán parte de la fotografía. Existen múltiples variantes a la hora de encuadrar que puede elegir según lo que quieras retratar:

  • Encuadre horizontal. Insinúa tranquilidad, es el más usado para paisajes y retratos de grupo.
  • Encuadre vertical. Sugiere fuerza y firmeza, es el más apropiado para fotografía de retrato.
  • Encuadre inclinado. Transmite dinamismo, se utiliza como recurso ingenioso.

Perspectiva

Esta herramienta se emplea para evitar que una fotografía quede plana, le otorga una sensación tridimensional. Se consigue jugando con la dimensión de los objetos y la relación espacial de estos.

Profundidad de campo

El enfoque permite decidir los elementos que aparecerán dentro de foco y los que pasarán a segundo plano. De acuerdo a lo que desees captar puedes usar una profundidad de campo amplia o limitada.

La regla de oro: La regla de los tercios

Se cree que para obtener una excelente fotografía, el elemento a captar debe estar en el centro, pero esto no siempre se aplica. La regla de los tercios cambia lo anterior, ya que nos dice que el centro de atención debe situarse en los puntos de intersección que dividen las líneas imaginarias que dividen a la fotografía en nueve partes.

El encuadre se divide por dos líneas equidistantes horizontales y dos verticales y el cruce de estas líneas forma los llamados puntos fuertes que, son las zonas clave para lograr una composición equilibrada. Tanto en vertical como en horizontal aplica la misma guía lineal.

¿Cuándo aplicar la regla de los tercios?

Esta regla se puede aplicar en cualquier género fotográfico, lo único que debes hacer es observar minuciosamente la escena que tienes enfrente y dividirla imaginariamente para colocar los elementos más importantes en los puntos de interés.

Algunas cámaras digitales ya cuentan con la guía gráfica que te facilita aplicar la regla de los tercios. Si bien es una excelente ayuda, lo que nosotros te recomendamos es entrenar tu ojo para que combines todos los elementos de manera creativa.

Fotografía de paisajes

Para este género se recomienda situar el horizonte cerca de las líneas horizontales, ya que cuando se coloca justo en medio de la fotografía parece que la divide en dos. Y si hay más elementos en juego dentro del paisaje puedes colocarlos cerca de las líneas verticales, así podrás conseguir dinamismo y equilibrio en la composición.

Fotografía de retrato

Para los retratos puedes posicionar a las personas ya sea del lado izquierdo o del lado derecho para dejar del lado opuesto lo que llamamos aire, con esto guías la mirada del espectador hacia lo que quieres resaltar. También puedes jugar con elementos como los ojos o las manos y colocarlos en primer plano.

La regla de los tercios y el punto de fuga

Habrá ocasiones en las que no encuentres puntos fuertes en una escena dependiendo de los elementos que haya en ella como un camino o las vías de tren, en este caso lo que conviene aplicar es el punto de fuga. Es decir, ese punto donde las líneas paralelas se estrechan hasta crear un punto infinito.

Esta también es una regla de composición que ayuda a generar profundidad en las fotografías y la puedes combinar con la regla de los tercios. A continuación de dejamos algunos tips:

  • Logra simetría en la imagen encontrando las líneas en un punto central.
  • Juega con el suspenso dejando fuera del encuadre ese punto en el que convergen las líneas.
  • Experimenta con todas las líneas que encuentres, no es obligatorio que el punto de fuga sea totalmente recto.

Una regla de los tercios simétrica

El ojo humano por naturaleza siempre busca el equilibrio visual de las cosas, por lo que le resultan atractivas las fotografías simétricas. De este modo, puedes usar la simetría en esta regla para colocar el elemento protagonista en el centro y generar una sensación de quietud y tranquilidad.

Puedes romper la simetría jugando con los elementos que tienes en la escena para generar un desequilibrio visual bien intencionado.

¿Siempre se puede usar la regla de los tercios?

La regla de los tercios es una buena técnica que ayuda a mejorar las fotografías, pero no  debes abusar de ella y solamente usarla cuando puedas explotar todo lo que brinda para obtener resultados de impacto.

Ahora es momento de que comiences a practicar para mejorar la composición de tus fotografías. Incluso puedes aplicar la frase “las reglas se hicieron para romperse” y experimentar diferentes aplicaciones para mostrar tu lado más creativo y una nueva forma de captar la atención de los espectadores.

En resumen…

Al aplicar la regla de los tercios en tus fotografías podrás:

  • Crear una sensación de equilibrio.
  • Incrementar la fuerza y la complejidad.
  • Generar un efecto de mayor profundidad.
  • Dirigir las miradas hacia el elemento protagonista.

¡Aplícala y confía en tu visión fotográfica!

 

Menú