Por lo regular, los fotógrafos para bodas son todos los familiares y amigos que asisten a ella, y si hay suerte que alguno se preste para todo el evento, será el elegido como el fotógrafo para boda oficial.

A veces esto no es suficiente, ya que el pensar que tenemos que pedir las fotos de boda a todos y cada uno de ellos, para que al final no sean estas de nuestro agrado o falten estar capturados momentos específicos que queríamos.

Lo mejor para evitar problemas, es contratar a fotógrafos para bodas, así todos los invitados disfrutarán el evento sin estar pendientes de estar haciéndolo bien o mal.

Pero si el presupuesto es un problema… ¡He aquí unos consejos que servirán si serán fotógrafos para bodas y capturar todos esos bellos momentos!

Prepara el equipo.

Recuerda que aunque tengas el equipo más sofisticado, las fotografías no saldrán hermosas por arte de magia; prepara el equipo, el objetivo que usarás y los ajustes de la cámara para la ubicación (exterior-interior). Es muy importante controlar el balance de blancos, el ISO, enfoque manual o automático, etc.

Sé creativo.

No fuerces a los novios o la demás gente con posturas ridículas. Fotografía a la novia mientras se prepara, mira por la ventana, mientras la maquillan, mientras está en situaciones por combatir los nervios, mientras está preparándose con sus damas de honor, mientras sonríe; situaciones que en su momento, verlas capturadas le darán mucha emoción recordar.

Los elementos que rodearán el evento, serán útiles para jugar con ellos, los cristales, puertas, reflejos, el mobiliario. Podrás crear composiciones atractivas y diferentes.

No molestar.

Pedir foto de los novios juntos, es aceptable, pero a cada rato no pretendas estarles pidiendo posar. Hay fotos que naturales saldrán mejor. Que ellos no tengan la sensación de que están siendo fotografiados todo el tiempo, ya que es un momento para disfrutar y las fotos deberán ser un momento divertido a recordar.

Cuida el tiempo.

Dependiendo de cuánto durará el evento, puedes tener fotografías desde que hay luz del día, hasta el anochecer.

Cámara de repuesto.

No es necesario que tengas dos cámaras fotográficas a la mano, pero ten en cuenta que si en algún momento falla la que estás utilizando, debes tener otra a la mano para capturar todos esos momentos. Puede llegar a pasar que falle en el momento más importante.

Si con estos consejos no están preparados para asumir el papel de fotógrafos para bodas, sean sinceros y aconsejen a los novios que le pidan la tarea a otra persona o que contraten fotógrafos para bodas profesionales.

Menú