Fotografía profesional para bebés

La llegada de un bebé a la familia sin duda es un acontecimiento inolvidable, se vuelve el centro de atención de todos y en muchas ocasiones hasta convierte en fotógrafos a todos sus familiares. Muchas veces son los mismos padres quienes deciden comenzar a incursionar en el ámbito de la fotografía profesional para bebés, aunque no necesariamente  debes ser papá o mamá para poder realizar sesiones de este género, basta con ser un amante nato de la fotografía ¿Tú lo eres?

Las sesiones fotográficas hoy en día tienen mucha popularidad gracias a su cualidad de permanencia que nos permite conservar en una imagen, los mejores momentos de nuestra vida y la fotografía profesional cumple esa función de inmortalizar.

Muchas veces sentimos que el tiempo transcurre muy rápido y más aún cuando hemos vivido experiencias increíbles en compañía de nuestra familia, por ello, las fotografías nos ayudan a mantenerlos presentes e incluso, son la materia prima para comenzar una buena charla.

La fotografía profesional para bebés es una de las más bonitas, pero también una de las más complicadas. Un bebe es un modelo al que no puedes decirle la posición en la que debes estar, ni que gesto debe tener, así que él será quien determine el ritmo de la sesión que, puede ser todo un reto, pero no te angusties antes de comenzar, recuerda que siempre cuentas con los mejores consejos de fotógrafos profesionales.

Si recientemente agrandaste la familia con un integrante más o algún familiar o amigo está disfrutando la llegada de un bebé nuevo a casa, esta entrada te servirá bastante para conseguir una serie en la que destaques tus dotes de fotógrafo.

Fotografía profesional para bebés 1

Ambiente

Cuando a un bebé le duele o le molesta algo llora y el llanto puede ser una buena oportunidad para captar gestos especiales, pero no queremos obtener serie en la que en todas fotos aparezca llorando ¿cierto?

Por eso es  importante crear un ambiente lo más relajado y tranquilo posible, te debes adaptar a la rutina del bebé. Puedes fotografiarlo mientras duerme, cuando está despierto o si se presenta la ocasión, mientras el bebé toma su biberón.

Objetivo adecuado

El ojo del fotógrafo es el que crea una buena fotografía, no como erróneamente se piensa que todo el trabajo es de la cámara. Sin embargo, contar un equipo especial puede facilitarte las cosas.

Para la fotografía profesional de bebés un objetivo con una distancia focal fija o un teleobjetivo luminoso son los ideales porque te ayudan a crear profundidades de campo reducidas, lo que genera en las fotografías un aspecto tierno.

Encuadre

Tanto la fotografía profesional de bebés como en otras especialidades es importante jugar con los encuadres, ya que esto ayuda a conseguir distintas tomas a las comunes. Puedes manejar la cámara a tu gusto, prueba con ángulo en contrapicada o uno cenital, sólo recuerda que tu objetivo es destacar a tu protagonista.

Tomar algunas fotografías muy cercanas del bebé servirá para tener encuadres perfectos de su rostro, con lo que lograrás resaltar sus facciones, incluso si está dormido. Hay muchos detalles que puedes captar además de su carita, una manita, una oreja sus piecitos, para estos puedes usar un lente macro.

Iluminación

La iluminación es un factor clave en cualquier fotografía y desde luego también en la fotografía profesional para bebés. La luz ideal para este tipo de series es una luz suave o difusa, esto ayudará a darle un aspecto tierno y delicado.

Evita usar el flash, ya que el constante disparo de esta luz al bebé le puede molestar o asustar y además, es mejor utilizar una luz natural que a las fotografías les otorgue más originalidad al trabajar con los elementos que están en juego en ese momento.

La fotografía profesional de bebés es una buena opción para poner a volar tu imaginación. Aprovecha cada una de las etapas de los bebés y consérvalas por mucho tiempo, así que cuanto más pronto comiences, mayores recuerdos podrás tener y a la familia seguro le encantará.

Fotografía profesional para bebés 2

Menú