Adéntrate a la fotografía profesional de conciertos

Escenarios, música y luces. El apasionante mundo de la fotografía profesional de conciertos

Si eres melómano y además amante de la fotografía, debes incursionar en la fotografía profesional de conciertos, y es que no hay nada mejor que hacer lo que te gusta y si a esto le sumamos el plus económico se vuelve casi un sueño que, para volverlo una realidad te traemos en esta ocasión algunos tips que te ayudarán a formarte como fotógrafo profesional.

La fotografía profesional de conciertos parece ser una especialidad complicada, ya que a diferencia de otras como la fotografía de retrato en la que podemos dar instrucciones, controlar las luces y el movimiento de la persona; en un concierto no tenemos la oportunidad de pensar anticipadamente cómo queremos la fotografía. Aquí todo es muy dinámico, el artista se mueve por todo el escenario, las luces cambian al ritmo de la música y los espectadores eufóricos pueden dificultar conseguir buenas fotografías.

Puede sonar muy complicado hacer fotografía profesional de conciertos por los factores anteriores, pero realmente es cuestión de entrenar el ojo y de rapidez en la ejecución y en, así que no te preocupes que, con nuestra ayuda y la dedicación que le pongas, pronto estarás dominando esta creativa modalidad.  Así que, comencemos cuanto antes para que obtengas un increíble álbum del próximo concierto al que asistas.

Adéntrate a la fotografía profesional de conciertos 1

Empezaremos por…

Sabemos que ver los trabajos de otros fotógrafos profesionales que cuentan con mucha experiencia en el ramo musical te incitan a creer que tus primeras series tendrán la misma calidad que las de ellos, no estamos diciendo que esto es imposible, pero lo más recomendable es empezar por lo sencillo y simple, como ir a un concierto pequeño en el que puedas practicar y jugar con todos los elementos que comprenden este tipo de eventos y poco a poco ir adquiriendo práctica para posteriormente, trasladar todo lo aprendido a los conciertos masivos.

Equipo fotográfico

Si bien contar un buen equipo fotográfico ayuda a hacer más fácil la fotografía profesional de conciertos, no es indispensable contar con el más costo ni el más ostentoso; la cámara no hace al fotógrafo. Conocer tu cámara y saber manipularla es lo que te hará crear buenas tomas y para esto debes tomar en cuenta lo siguiente:

  • Niveles de ISO

Regularmente en la mayoría de los conciertos la luz es limitada, lo cual demanda en estos casos incrementar los niveles de sensibilidad ISO, ya que ayudan a percibir más cantidad de luz, pero un miedo recurrente es cuanto más ISO capture la cámara, más ruido podrá tener la fotografía. Un buen fotógrafo es aquel que bajo cualquier condición maneja los valores correctos y se arriesga para obtener siempre un óptimo resultado.

  • Objetivo con gran apertura

Los objetivos que permitan al diafragma conseguir aperturas amplias serán tus mejores aliados para captar mucha luz, para esto es conveniente contar con un lente de gran apertura, entre los f/1.4 y f/2.8. El más recomendado es un objetivo 50mm, con él no sólo obtienes la máxima apertura también, podrás resaltar mucho al artista gracias a la profundidad de campo reducida que genera, teniendo al sujeto hiperenfocado y en el fondo desenfocado, logrando originales resultados con las luces del escenario.

Composición

Una vez que ya tienes ajustados tus valores en tu cámara, lo que sigue es determinar la composición que es algo esencial en la fotografía profesional. La composición es la que te ayudará a marcar tu narrativa visual y a transmitir a quien ve las fotografías, las sensaciones y emociones vividas durante el concierto.

Edición y retoque

Terminado el concierto habrás obtenido cientos de fotografías, pero deberás hacer una selección de las mejores para trabajar con ellas y retocarlas si es necesario, ya que la iluminación del escenario no siempre favorece al fotógrafo y es por esa razón que debe echar mano de pequeños ajustes de color. Si una fotografía te parece excelente, pero el detalle de la luz la hace parecer inservible puedes probar edición en blanco y negro o si lo prefieres, puedes jugar con el ajuste de temperatura de color y conseguir increíbles efectos.

Ahora que ya tienes esta pequeña guía de tips lo que te queda es ser creativo, no caigas en la errónea práctica de disparar por disparar. Disfruta del concierto, no es necesario estar pegado todo el tiempo a la cámara, comienza por observar todo lo que te rodea para posteriormente estar pendiente de los momentos ideales que te hagan conseguir una serie fotográfica diferente a lo comercial, eres libre de imprimirle tu sello personal porque finalmente, la fotografía profesional de conciertos no es un campo limitado.

Adéntrate a la fotografía profesional de conciertos 2

 

Menú