Fotografía de bebidas. Consejos básicos

Bébete el temor de hacer fotografía de bebida y demuestra tu talento

La fotografía es una disciplina muy extensa que brinda infinidad de creaciones creativas, es por esta razón que es uno de los recursos clave en la publicidad. Este campo profesional refleja la imagen de una marca que oferta sus productos, alimentos, juguetes, cosméticos, autos, bebidas, etc., las posibilidades para experimentar son muchas. 

La fotografía de bebidas es un terreno poco explorado que ofrece una gran oportunidad para demostrar tu talento. Así que si tú quieres incursionar en este apasionante ámbito de la fotografía, a continuación te dejamos algunos consejos básicos que te serán muy útiles a la hora de hacer tus sesiones.

Fotografía de bebidas. Consejos básicos 1

Fotografía de bebidas. La receta del éxito

¿Cuántas veces has visto publicidad de bebidas? Sabemos que la publicidad está inmersa en todas partes, la vemos en las calles, en las revistas y por supuesto, en internet. Sin embargo, no todos los anuncios publicitarios cumplen su cometido y esto muchas veces se debe a que la fotografía no “sucede” lo suficiente a las personas.

Para que la fotografía de bebidas logre no sólo llamar la atención, sino incluso consiga generar una sensación de anhelo por esa bebida es necesario preparar algunos elementos que te ayudarán a darle realismo a tus fotografías y no queden planas y con pocas posibilidades de ser vistas.

Dedicarse a la fotografía parece una labor muy simple, pero obtener resultados extraordinarios tiene cierto grado dificultad. En el caso de la fotografía de bebidas es un poco más compleja debido a que se necesitan aplicar algunos trucos para que el resultado final no sea un desastre.

Pequeñas “trampas” en la fotografía de bebidas

A todos se nos antoja aquella bebida que tiene cubos de hielo, gotas de agua que escurren del vaso y pequeñas burbujas, estos atributos la hacen lucir muy refrescante. No obstante, es poco posible obtener resultados perfectos de manera natural como los vemos ya plasmados en la publicidad.

Pero no tienes nada de qué preocuparte porque aquí te dejamos algunas pequeñas “trampas” de las que te puedes valer para conseguir que tus fotografías provoquen en las personas esa necesidad de beber esa refrescante bebida.

Hielos falsos

A la hora de hacer una sesión de bebidas frías, uno de los elementos que pueden jugar en tu contra son los hielos dado que mientras tú estés configurando tu cámara, estos se estarán derritiendo y no habrá rastro de ellos en tus fotografías.

Existe una gran variedad de cubos de hielo falsos, los hay en diferentes tamaños, formas, materiales, transparentes o mates y hasta con o sin burbujas. Nosotros te recomendamos adquirir cubos de metacrilato o de gel debido a que son los más cercanos a la realidad. Si tienes que fotografiar cócteles también puedes adquirir hielo picado.

Fotografía de bebidas. Consejos básicos 2

Condensación

La condensación es el proceso en el que una materia cambia su estado gaseoso y pasa una forma líquida. Esto le brinda un aspecto muy refrescante a las bebidas frías y para conseguir este efecto en tus fotografías puedes usar un atomizador con el que puedas rociar agua hasta conseguir el aspecto que deseas.

Es importante que para conseguir un buen efecto de condensación configures tu cámara con velocidades altas para captar el momento preciso en el que las gotas se deslizan por el vaso o la copa. También puedes crear una condensación ficticia mezclando glicerina con agua y esparciéndola por el recipiente.

Fotografía de bebidas. Consejos básicos 3

Iluminación 

Uno de los elementos claves en la fotografía de bebidas es la iluminación. Lo primero que debes definir son los encuadres que vas a utilizar y en función de ellos, determina los ángulos de las lámparas.

Con una iluminación en contrapicada puedes obtener resultados de calidad, pero te recomendamos jugar con los ángulos y con la cantidad de luz, de esta manera puedes experimentar hasta conseguir resultados estéticos. No olvides que lo más importante es que los líquidos en todo momento se mantengan iluminados.

Fotografía de bebidas. Consejos básicos 4

Reflectantes

Un elemento adicional a la iluminación son los reflectantes, aquellos papeles que ayudan a dar más brillo. Para elaborar un reflectante sencillo puedes utilizar un pedazo de papel aluminio para recortarlo con la forma de la copa o el recipiente de la bebida, colocarlo detrás de ella y así, moldear la luz hasta lograr colores y brillos particulares en la bebida.

Fotografía de bebidas. Consejos básicos 5

Bebidas calientes

La fotografía de bebidas calientes es más sencilla, en estas sesiones te debes enfocar en capturar el humo sale de la bebida. Un truco muy sencillo es hervir la bebida antes de comenzar, esto te dará tiempo para hacer varias fotografías, sólo considera si el material del recipiente resiste altas temperaturas.

Para conseguir resultados artísticos nosotros te recomendamos configurar la cámara con velocidades que te permitan capturar el momento preciso en el que se evapora el humo, puedes crear un efecto seda, es cuestión de jugar con la velocidad.

Fotografía de bebidas. Consejos básicos 6

La fotografía de bebidas es una disciplina en la que se debe invertir más que tiempo, como lo explicamos arriba, tener y aplicar los diferentes recursos materiales puede ser un truco que te puede llevar a obtener los resultados que buscas. 

Comienza a practicar y no des por vencido hasta que escuches un “Mmm.. ¡que rica se ve esa bebida, quiero probarla! refiriéndose a una de tus fotografías. 

Menú