FOTOGRAFÍA AÉREA

FOTOGRAFÍA CON DRONES

Fotografía aérea es la técnica de fotografiar la superficie de la Tierra o las características de su atmósfera ó hidrosfera con cámaras montadas en drones, helicópteros, aviones, cohetes u satélites en órbita terrestre y otras naves espaciales.

La fotografía aérea captura algunas de las vistas más impresionantes de la Tierra que jamás hayamos visto. Llevando las cámaras a nuevas alturas, literalmente, los puntos de vista nos permiten experimentar el mundo de un modo inimaginable.

Para el mapeo terrestre, las fotografías aéreas generalmente se toman en series superpuestas desde una aeronave siguiendo un patrón de vuelo sistemático a una altitud fija.

APLICACIONES DE LA FOTOGRAFÍA AÉREA

Para nuestro servicio de fotografía aérea utilizamos drones de última generación y pilotos experimentados en fotografía terrestre y aérea, para que en cada toma se logren capturar los ángulos y momentos que deseas destacar.

Fotografía de arquitectura

Saca a relucir todas las cualidades de tu proyecto arquitectónico al capturar vistas que no habrías imaginado. Si crees que desde tierra firme se ve insuperable, es porque no has conocido la fotografía aérea.

Fotografías grupales

Las fotografías grupales suelen ser complicadas al no siempre contar con gradas o un lugar apropiado para realizarlas, con una fotografía tomada desde el cielo, todos podrán ser retratados y la fotografía aérea lucirá increíble.

Fotografía aérea con drones

La fotografía aérea desde siempre ha fascinado a propios y extraños del mundo artístico, pues es a través de ella que se han podido inmortalizar una gran cantidad de imágenes y panoramas que no serían posibles de apreciar, o por lo menos no de forma frecuente, para el ojo humano si no es por medio de estos equipos. Para este 2018 el gran favorito es la fotografía con drones, la cual ha venido a revolucionar la forma en que se realizaba fotografía aérea, facilitando, en muchos sentidos, la creación de esta clase de material fotográfico.

Fotógrafos profesionales de todas las categorías han reconocido los grandes beneficios de realizar fotografía con drones, pues el emplear este equipo les ha permitido ofrecer a quienes buscan de sus servicios una visión diferente y mucho más completa del trabajo que desean proyectar.

Las imágenes que antes sólo eran posibles de capturar al subir “cámara en mano” a un avión o globo aerostático, por poner sólo algunos ejemplos, hoy es posible obtenerlas con gran calidad de imagen y mucho más rápido a través de la fotografía con drones. Estos equipos, cuya popularidad incrementa día con día, han podido completar el trabajo de publicistas, directores de cine, artistas y demás profesionales que están en búsqueda de un trabajo gráfico de calidad.

Los aficionados y amantes de la fotografía, también han encontrado en la fotografía con drones el pretexto perfecto para sacar su creatividad, hacer tomas increíbles y compartirlas con sus allegados a través de los canales a los que tienen un mejor acceso, sus redes sociales.

Si bien es cierto que la belleza de las capturas fotográficas, de las imágenes por sí mismas, van más allá de los grandes paisajes o bellas figuras, también es cierto que un muy amplio porcentaje de esto influye para que una composición de fotografía con drones pueda ser reconocida como artística y que logre comunicar algo.

La fotografía aérea, o por lo menos la que se practica de forma profesional, requiere de tomar en cuenta múltiples factores externos que, a diferencia de otro tipo de fotografía, podrían interferir con la captura de imágenes y videos de buena calidad, pues como ya hemos mencionado en un principio, es más común que se empleen drones para esta actividad, los cuales requerirán de maniobrar en el espacio señalado con el riesgo de que, si las condiciones climatológicas no son las adecuadas, se pierda la oportunidad de focalizar lo que se pretendía.

Así como se toman en cuenta esos factores externos, también se integran los factores internos y con ellos nos referimos a los que son propios tanto del equipo empleado (en este caso el dron y la cámara), como del fotógrafo. En este segundo caso hablamos de la perspectiva, visión y técnica que posea el experto de la lente para “crear” una verdadera composición y no sólo “guardar” una imagen.

La fotografía aérea, en este sentido, no dista mucho de parecerse a la fotografía más tradicional que, de igual forma, requiere de un objetivo claro de parte del fotógrafo encargado de hacer las tomas. Al final, es él quien determina qué se ve, cómo se ve y cuáles son factores que tomará en cuenta para recrear un espacio en imágenes fijas o en movimiento.

Ya hemos dicho que la fotografía con drones es el gran favorito para este 2018, pues acerca a una gran mayoría de personas que antes no hubieran tenido la oportunidad de incursionar en la fotografía aérea. No obstante, siempre será una realidad que para la creación de trabajos fotográficos de calidad se requiere del ojo entrenado y del talento propio de un profesional de la fotografía, quien posee la experiencia y visión para hacer de una imagen un mensaje que transmitir a otros.

Fotografía con drones

¿Tienes una idea? Nosotros te ayudamos a hacerla realidad.

Menú