Consejos y tutoriales

Cómo hacer fotografía de joyas: 3 Tips para brillar

¿Estás empezando en la codiciada esfera del mundo de la fotografía de productos y no sabes cómo hacer fotografía de joyas para tu primer proyecto? Bueno, estás a tiempo de leer con atención este post, porque hoy en Fotografíaprofesional.com.mx te traemos algunos tips básicos que no querrás dejar de conocer (o recordar) para esa sesión que estás por realizar.

Muy posiblemente una de las características más apreciadas de la fotografía no sólo es que a través de ella podemos “inmortalizar” un pedazo de la realidad, sino que también tenemos la facilidad de “crear” escenas para transmitir mensajes en concreto. En el caso de la fotografía de productos esa creación de situaciones con contextos específicos, hace referencia directa a la exaltación de características particulares de aquel objeto que se está por fotografiar.

Fotografías para joyas: Un caso especial de la fotografía de productos

Entendemos que toda creación fotográfica de nivel profesional requiere de un esfuerzo especial para considerarse exitosa. Sin embargo, en el caso de la fotografía de productos el esfuerzo a veces parece un poco más elevado, pues lo que se busca es que el resultado final proyecte una imagen más que favorable de aquello que se ha retratado.

Todavía un esfuerzo mucho más grande requieren las fotografías para joyas, pues las características de estos distinguidos objetos requieren de especial atención y cuidado a aquellos detalles que pueden significar la diferencia entre una fotografía espectacular y una carente de impacto visual.

fotos de joyas

¿Cómo hacer fotografía de joyas? Revisa nuestros 3 tips básicos

Cuando nos preguntamos sobre cómo hacer fotografía de joyas, muchas ideas vienen a nuestra mente, sobre todo en aquellos que, aunque experimentados en otros campos, no poseen un acercamiento claro con este tipo de fotografía la cual, como el resto de categorías, demanda de un  cuidado y atención a aspectos específicos para poder concretarse.

1. Cuida la iluminación de tus fotografías de joyas

La iluminación desde siempre, y en cualquier tipo de fotografía, ha desempeñado un papel fundamental para la construcción de imágenes de alta calidad. Para las fotografías de joyas no es distinto, por el contrario, por tratarse de piezas brillantes, con finos detalles y, en su mayoría, de dimensiones pequeñas, necesitan poner especial atención a la posible aparición de sombras duras.

El peor enemigo de la fotografía de joyas, sin duda, es la constante presencia de las sombras duras, es decir, de las sombras que lejos de dar cuerpo (volumen) y profundidad (contraste) a estos delicados objetos sólo ocasionan que se deformen las figuras o que se pierda la atención de aquellos detalles importantes a destacar, como por ejemplo el brillo y color de la joya.

¿Cómo conseguir la mejor luz?

Busca locaciones aptas para realizar tu sesión

Tomar fotografías con luz natural puede ser un primer comienzo para ti que estás empezando y que buscas crear buenas fotografías, sin la necesidad de hacer una gran inversión en un equipo de luces. Ahora, podrías pensar que el primer consejo que te daremos será que salgas en el día más soleado y empieces a fotografiar, pero no es así.

Los días nublados, así como las primeras horas de la mañana (antes de medio día) son los más adecuados para conseguir que tus tomas tengan buena luz; los días demasiado soleados generan la misma luz dura que las lámparas artificiales. En caso de que tengas la famosa “caja blanca” (o caja suavizadora) llévala contigo y si no, siempre está el papel china blanco para sacarte del apuro.

Fotografías de impacto: Luz artificial

Un buen equipo de luces siempre es bien apreciado para cuando de fotografía de joyería se trata, pues de esta forma se puede controlar la cantidad y dirección de la luz que se tendrá sobre la pieza. Sin embargo, ten en cuenta que aunque tu equipo sólo esté conformado por una luz blanca y un flash el trabajo de la configuración y acomodo no puede desaparecer; es posible que tengas que trabajar un poco más.

La idea es que muevas, acomodes, disminuyas o aumentes la intensidad conforme vayas detectando que las sombras duras desaparecen y que tu joya resalta ¿Te tomará tiempo? sí, pero al final podrás ver que valió la pena.

2. Escoge o crea en contexto: Fondo para tus fotografías

Así como la luz es importante para que puedas crear buenas fotografías, el contexto de tus fotos también lo es y con “contexto” no nos referimos a otra cosa más que “al fondo” que acompañará a tu joya.  El cual podrás escoger o “crear” dependiendo de lo que quieras conseguir. Piensa en por lo menos tres opciones:

Fondo blanco o de un color uniforme:

Excelente opción si lo que quieres es hacer fotografía de joyas para catálogo o para que la pieza fotografiada sea la única protagonista.

Fondo montado o con escenografía:

El lenguaje visual que construyas alrededor te permitirá imprimir un mensaje mucho más específico acerca de qué es lo que quieres comunicar sobre tu joya.

Fondo con modelo:

Usar un/una modelo para lucir una pieza de joyería es un recurso bastante recurrente, la idea es que la pieza siga siendo la protagonista, pero que la presencia del modelo permita que la foto tenga un impacto compositivo diferente, lo cual por supuesto requiere de una atención diferente en su realización.

3. Encuentra en enfoque exacto

Conseguir el enfoque adecuado siempre será un tema que preocupe a quienes están aprendiendo cómo hacer fotografía de joyas. La mejor recomendación que podemos hacerte es que hagas un enfoque por apilamiento en la edición de tus fotos, para evitar usar un diafragma muy cerrado que te haga perder la nitidez. Usa tu rail milimetrado para no tener que mover el enfoque y para que tu fotografía macro salga como esperas.

Cómo hacer fotos de joyas

Tomar fotografías de piezas de joyería no es una tarea sencilla es verdad, pero oye: “Roma no se construyó en un día”. No dejes que la duda sobre cómo hacer fotografía de joyas te limite, así que toma tu equipo y empieza a practicar desde ya, para que consigas armar un portafolio de calidad, uno que puedas mostrar a quien esté interesado en ver tu trabajo, al mismo tiempo que mejoras tu técnica para que todo tu proceso creativo sea mucho más efectivo.

Menú