La fotografía de producto es una de las distintas ramas de la fotografía profesional que como su nombre lo indica se enfoca en presentar todas las cualidades que hagan atractivo a un objeto: forma, color, textura, etc., todo esto comprendido en una imagen que incite a las personas a adquirir el producto. Puede sonar sencillo, pero no lo es del todo, se requieren varios elementos que ayuden a lograr la fotografía adecuada, una de ellos que hoy en día es muy utilizada es la caja de luz, probablemente ya hayas escuchado hablar de ella, pero en esta entrada te vamos dar más detalles de ella y adquieras la tuya para tu próxima sesión.

Caja de luz o Softbox

Un complemento aliado que le da un plus a la fotografía de producto es la caja de luz, también conocida como softbox. Esta caja tiene una forma similar a la de un escenario en pequeña escala que sirve para colocar cualquier producto que se quiera fotografiar, cuenta con paredes traslúcidas que ayudan a iluminar de manera suave nuestro objetivo. Comúnmente dispone de un fondo blanco o negro que ayuda a generar contraste.

Es un accesorio plegable muy útil que puedes llevar a donde quiera que vayas y debido a esto es que se ha convertido en uno de los productos más adquiridos por fotógrafos profesionales, sobre todo aquellos que están inmiscuidos en la publicidad y se encargan de la parte artística de las campañas.


Caja de luz. Tu próxima inversión profesional 1

Tipos de cajas de luz

Actualmente en el mercado existen dos tipos de cajas que se adaptan al gusto y a las necesidades del fotógrafo. Tú puedes elegir la que te parezca una mejor opción.

Caja de luz de plástico

Esta línea de cajas están hechas de plástico blanco translúcido que cuenta con iluminación led que le da protagonismo a nuestro objetivo.

Caja de luz de tela

Por otro lado, este tipo de cajas tiene una estructura de varillas metálicas que se cubren con tela fina y translúcida para difuminar y dejar pasar la luz. Algunos modelos incluyen distintos fondos, cada uno de un color distinto.

Ventajas de contar con una caja de luz

  • Ahorro en equipo profesional.
  • Fácil de instalar y de usar.
  • Resultados profesionales.
  • Variedad de fondos.
  • Inversión accesible.

Shotbox. Caja de luz profesional

Nos dimos a la tarea de navegar en toda la red para encontrar las cajas de luz que más se adquieren en el mercado fotográfico y hemos elegido la Shotbox por ser una de las más populares y además, una de las mejores opciones. Por eso, a continuación te dejamos algunas de sus especificaciones:

  • Peso: 5.2 kg.
  • Medidas: 43.2 x 38.1 x 10.2 cm.
  • Cuenta con un tamaño perfecto para instalarse en cualquier lugar.
  • Las luces distribuidas en su interior tienen una duración aproximada de 200 horas.
  • Se puede sincronizar a la tecnología de una cámara profesional o de un dispositivo móvil para agilizar su funcionamiento.
  • Incluye un kit de fondos de material suave que absorben la luz, lo cual ayuda a no generar sombras ni deslumbramientos.

Todo lo que incluye la Shotbox fue diseñado para ayudarte a tomar fotografías de producto profesionales. Esta caja de luz cuenta con orificios en la parte superior que permiten capturar el objeto desde un ángulo superior. Es diferente a las cajas estilo tienda de campaña, está hecha de plástico moldeado y rígido el cual garantiza resistencia y durabilidad.

Como amantes de la fotografía profesional que somos, estamos siempre buscando aquí y allá, probando diferentes productos a la hora de realizar nuestras sesiones con la finalidad de traerte siempre lo mejor y con cada una de nuestras entradas abrir tu panorama profesional y guiarte en este ámbito muy competitivo, pero también, muy creativo.

Caja de luz. Tu próxima inversión profesional 2

Menú